Bienvenidos a la
Oreja Que Piensa

La Oreja que piensa

Staff

Coordinador general: Alberto Borda


Relaciones Institucionales: Ana Almada


Redactores:


Héctor Corti/Julio Azzimonti/Silvia Borrajo


Stella Torres Berdún


Corresponsales especiales



  • Adolfo Pérez Esquivel (Argentina)

  • Hernán Harispe (Francia)

  • Sergio Ferrari (Suiza)

  • Angel Luis Arjona Marquez (España)

  • Juan Carlos Chaneton

  • Lucrecia Cuesta

  • Ricardo Porto

  • Claudio Schifer

Colaboraciones especiales: Marita Villaravid/Hugo Rossi/Nicolás Doljanin/Dario Villegas/Adela Vargas/


Colaboraciones:


Guadalupe Podesta Cordero/Oscar Peretto/Fidel López


Susana de Luca/Estela Cordero/Jorge Colman/Cesar Iritier


Guillermo Giberti/Adrián Bernasconi/Carlos Murúa


Foto/Arte/Diseño:


Ignacio Tula/Esteban Acosta Vivas
Espacio Cultura:


Fernando Santiago/Roberto Casale/Antonio Fernandez/Luis Sapia/Sonia Aban


Prensa y Difusión:


Martín Bordón/José Naranjo


Podes escribirnos a


laorejaquepiensa@gmail.com


Nuestro portal


www.laorejaquepiensa.com.ar


 

Música

Luis Ceravolo. Músico.

"ESTAR PREPARADO ES LA ÚNICA FORMA DE APROVECHAR CUANDO SE PRESENTA UNA OPORTUNIDAD”


Agencia La Oreja Que Piensa. Desde José C. Paz. Por Darío Villegas


A Luís Ceravolo lo conocía a través de haber escuchado obras en las que el había participado, junto a Luis Alberto Spinetta en “La banda Spinetta” , con Gustavo Bazterrica, Rino Rafanelli, Gustavo Moreto, Bernardo Baraj entre otros.


Sus trabajos con Rubén Rada, Astor Piazolla…el listado de bandas y perfomanses musicales de Luis es realmente vasto.

Indio Solari en concierto

EL BARRO MÁS GRANDE DEL MUNDO

Agencia La Oreja Que Piensa. 2014. Desde Gualeguaychú. Por Martín Fedele


DE ESTOS LODOS, FUTUROS POLVOS. Gualeguaychú es un vocablo guaraní, es el río de aguas tranquilas donde habita el yaguar grande. Para los guaraníes, antiguos pobladores de la mesopotamia argentina, la lluvia es una bendición, es eso que viene a limpiar, a renovar almas. Para los guaraníes, la lluvia siempre es bienvenida, como gracia divina… Pero para los 180 mil peregrinos al concierto del Indio Solari que llegaron de todos los rincones del país, y hasta de países vecinos, la lluvia que azotó la ciudad de Gualeguaychú en los días previos al concierto estuvo lejos de ser una bendición: el Hipódromo se transformó en un inmenso lodazal que dificultó la estancia de la misa entrerriana. La falta de previsión en la organización del evento también colaboró en tales penurias.

Indio Solari en concierto

COMO UN NAZARENO DE CUYO


Agencia La Oreja Que Piensa. Por Martín Fedele


A VIVIR QUE SON DOS DIAS. Esta vez la excusa no fue la presentación de un nuevo disco. Esta vez la misa fue misa en sí misma. Casi dos años sin Carlos Alberto Solari sobre un escenario, ese lugar que tanto conoce y más disfruta. Como en Tandil-2010, donde se dio el gusto de versionar a Manal y Pescado Rabioso (inolvidable homenaje a las raíces del rock argentino), esta vez el Indio convocó a sus huestes para ofrendar canciones de “todos los tiempos” en el vasto abanico del artista.