Bienvenidos a la
Oreja Que Piensa

La Oreja que piensa

Staff

Coordinador general: Alberto Borda


Relaciones Institucionales: Ana Almada


Redactores:


Héctor Corti/Julio Azzimonti/Silvia Borrajo


Stella Torres Berdún


Corresponsales especiales



  • Adolfo Pérez Esquivel (Argentina)

  • Hernán Harispe (Francia)

  • Sergio Ferrari (Suiza)

  • Angel Luis Arjona Marquez (España)

  • Juan Carlos Chaneton

  • Lucrecia Cuesta

  • Ricardo Porto

  • Claudio Schifer

Colaboraciones especiales: Marita Villaravid/Hugo Rossi/Nicolás Doljanin/Dario Villegas/Adela Vargas/


Colaboraciones:


Guadalupe Podesta Cordero/Oscar Peretto/Fidel López


Susana de Luca/Estela Cordero/Jorge Colman/Cesar Iritier


Guillermo Giberti/Adrián Bernasconi/Carlos Murúa


Foto/Arte/Diseño:


Ignacio Tula/Esteban Acosta Vivas
Espacio Cultura:


Fernando Santiago/Roberto Casale/Antonio Fernandez/Luis Sapia/Sonia Aban


Prensa y Difusión:


Martín Bordón/José Naranjo


Podes escribirnos a


laorejaquepiensa@gmail.com


Nuestro portal


www.laorejaquepiensa.com.ar


 

Liliana Rago en Buenos Aires

ESE LENGUAJE NOMBRA EL TANGO EN CADA TRAZO


Agencia La Oreja Que Piensa. Nov 2014. Por Lidia Fagale (*)


La genealogía artística de Liliana Rago está, -así lo denotan sus pinturas y dibujos- íntimamente vinculada a la cultura del Tango como experiencia de vida, donde han crecido junto a ella sus musas inspiradoras, los barrios, los puentes, el ruido del tren, los inmigrantes, el río, los personajes de la noche, el olor de los los jazmines, el roce, el placer, la seducción que transpira el que danza tango, el poeta que escribe tango, el artista que lo pinta, como Liliana, en esa encrucijada donde se juegan todos los sentidos y nos los devuelve para un nuevo goce.


Sus pinceles son verdaderos atrapadores de aquello que no se ve a simple vista. Hay que sentir sus obras, donde la proximidad de los cuerpos se convierte en un remedio para la soledad, la traición o la alegría.
Uno, quien mira, tiene la libertad de inventar una historia. La misma libertad a la que nos invita Liliana para recrear la síntesis de una situación puntual representada en
sus telas .
En tal caso, el amor, la tragedia, la felicidad, la soledad nos hablan de situaciones que pueden estar Aquí o Allá, la diferencia, quizás esté en el pentagrama que Liliana elige para mostrar sentimientos profundamente humanos.
Y ese lenguaje nombra al tango en cada trazo. Esa es su música y nos invita a que sea nuestra en cada obra.
(*) Periodista.

Enviar un comentario nuevo
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato